Pomodoro, evita distracciones con esta técnica

Tecnica pomodoro

Comienzo una tarea. Paro. Miro el móvil. Miro redes sociales. Vuelvo a la tarea. ¡Oh, un WhatsApp! Lo contesto. Me levanto a la nevera. Vuelvo a mi tarea. 

Esta podría ser la representación del proceso de ejecución de tareas para muchos de nosotros quienes, pese a echarle ganas a iniciar una tarea que requiere de nuestra concentración, no conseguimos huir de las muchas distracciones, especialmente en el móvil, que nos rodean.

Pero tenemos una solución: la técnica pomodoro.

¿Qué es pomodoro?

Pomodoro viene del italiano “tomate». Sí, un tomate ha inspirado una de las técnicas de gestión del tiempo más eficaces. En concreto más que un tomate hace mención a los relojes cronómetros de cocinas típicos con forma de tomate. Este objeto despertó la creatividad de Francesco Cirillo a mediados de los 80.

La idea básica es crear lapsos de unos 25 minutos cronometrados, donde nos enfocaremos en trabajar sobre una tarea. Pasados esos 25 minutos, obtendremos como recompensa un descanso estipulado de 5 minutos. De nuevo retomamos un nuevo segmento de 25 minutos con un único descanso al final de 5 minutos. La base teórica de esta técnica nos dice que la ejecución de pequeños descansos controlados, ayudan a hacer continuas nuestras tareas sin distracciones espontáneas.

Cómo usamos la técnica pomodoro para ser más productivos

Para utilizar esta técnica lo tenemos muy fácil, solo necesitamos fuerza de voluntad y un reloj-cronometro. Pero como ahora tenemos muchas más tentaciones a nuestra mano que en los 80, han surgido herramientas derivadas de pomodoro que nos ayudan a llevar un mejor control y ejecución en nuestra gestión del tiempo.

Desde hace unos años, han surgido aplicaciones para móviles basadas en pomodoro, todas con una gran utilidad y contenido extra. La mayoría nos permiten regular los tiempos asignados (puede que necesitemos más de 25 minutos) y pueden llevarnos un registro sobre el trabajo y tiempo invertido en nuestras tareas.

Pero si hay que mencionar una app para usar eficientemente pomodoro, no podemos dejar de recomendar Forest de la cual ya os hablamos en este post, pero queremos volver a desmigar.

Forest: empieza con pomodoro… ¡y planta árboles!

Sí, como habéis leído. Con esta app puedes llevar una gestión del tiempo con la técnica pomodoro y a la vez plantar árboles… ¡virtuales y reales!

La mecánica de Forest es muy sencilla a la vez que atractiva. Regula el tiempo que quieres estar realizando una tarea. Cuando lo selecciones te aparece un árbol virtual, este árbol crecerá sano y feliz si consigues mantenerte dentro de la aplicación en todo el tiempo concretado. Si sales de la app, por ejemplo para ver Whatsapp, tu árbol morirá y se registrará en un jardín virtual como unas ramas “pochas”. En cambio si consigues finalizar tu tiempo de concentración sin tocar el móvil, lograrás un árbol nuevo en tu colección.

Forest App
Forest App

«Forest permite a los usuarios tomar la decisión de matar a su árbol o dejarlo crecer. Con un cultivo de árboles, la sensación de responsabilidad va a conducir a las personas a mantenerse alejadas de sus smartphones por su propia cuenta» ShaoKan Pi, co-fundador de Forest.

La idea es sencilla pero gracias a esta prueba, ganaremos fuerza de voluntad para evitar poco a poco las distracciones que nos ocasionan los smartphones. Es ideal para aquellas personas que tienen serios problemas de concentración por esta causa.

Además Forest nos propone retos (semanas seguidas logrando objetivos, por ejemplo) por las cuales nos recompensará con monedas que podemos usar para “comprar” árboles diferentes y exóticos, o acumular monedas y canjearlas por un árbol real que los chicos de Forest plantan en colaboración con la ONG Trees for the Future.

Si esta técnica te ha resultado de utilidad, no dudes en comentar este post o navegar por otros muchos de los que estamos seguros aprenderás mucho más sobre productividad personal.

¡Nos leemos!

Vector de Negocios creado por freepik – www.freepik.es

Acerca de Sergio de Acuña

Amago de escritor. Intento de creador. Lo que sí, inquieto. Quizás creativo.

Ver todas las entradas de Sergio de Acuña →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *